Archivos de la categoría Mesas de cocina

protocolo en la mesa

Protocolo en la mesa

Bien, ya compraste tu mesa pero ahora tienes una cena familiar o una comida importante y… ¿cómo colocas los cubiertos, los platos, la servilleta o los vasos? ¿Cómo se sentarán tus invitados? ¿Existe alguna norma? En este post te damos unos consejos para resolver todas tus dudas y para que disfrutes de una velada perfecta y con clase.

¿Cómo ubicar a los invitados?

En cenas y comidas informales y familiares donde hay suficiente confianza, no hace falta seguir ninguna norma específica puesto que la cordialidad se ve reducida gracias a la familiaridad. Sin embargo, si quieres destacar por la elegancia y la buena educación, puedes seguir normas de colocación que se basan en la jerarquía, ya sea por rango, edad o importancia. Hay dos sistemas: el francés y el inglés.

En el sistema inglés, los anfitriones se colocan a la cabecera de la mesa. El anfitrión mirando a la puerta o a la entrada principal (si no es posible, debe hacerlo frente a la ventana principal) y la anfitriona en frente. En el sistema francés, por su parte, los anfitriones presiden la mesa enfrentados colocados en el centro de la mesa.

El invitado de mayor jerarquía se coloca a la derecha de la anfitriona y la invitada de mayor jerarquía se coloca a la derecha del anfitrión. Por lo tanto, los invitados más importantes se colocan a la derecha de los anfitriones. También se puede ceder la presidencia al invitado más importante, demostrando cortesía. Los demás invitados se van colocando de forma alterna a derecha y a izquierda los demás invitados, respetando la jerarquía e intercalando hombres y mujeres.

Presidencias mesa imperial

Otras consideraciones

Podemos utilizar tarjetas con el nombre de los invitados para que no haya confusiones ni malentendidos a la hora de sentarse. Además, para que todo el mundo se sienta cómodo, debemos tener cuidado de no sentar juntas a personas que tengan enemistad, para evitar situaciones incómodas. Siempre y cuando haya igualdad de rangos, podemos seleccionar personas que tengan cierta afinidad para que se sienten cerca y así tengan una conversación agradable y se transmita esta sensación al ambiente general. Un truco para amenizar la velada es “romper” las parejas para que la conversación no se concentre solo entre ellas y se socialice más entre los invitados.
Además, hay que tener en cuenta que cuando se tienen invitados de otras nacionalidades se les debe dar preferencia sobre el resto. Esta característica influirá a la hora de ubicar a los invitados. En el caso de que el invitado extranjero no conozca el idioma y haya otras personas que sí lo hagan, se puede romper esta norma para colocarlo entre ellos y así evitar su aislamiento.
Los niños se suelen sentar en una parte de la mesa reservada para ellos o, si es posible, en una mesa aparte.

Los cubiertos y platos, ¿cómo se colocan?

Cubiertos: se colocan de fuera hacia dentro según el orden en que se sirvan los platos. Los cuchillos y las cucharas se colocan a la derecha (los cuchillos con el filo hacia dentro) y los tenedores a la izquierda. Los cubiertos de postre se colocan al frente de los platos (la cuchara y el cuchillo con los mangos hacia la derecha y el tenedor con el mango hacia la izquierda).
Platos: siempre debe de haber un plato en la mesa.
Copas: Se colocan por tamaño de izquierda a derecha. La más grande es la del agua, seguida de la de vino y de la de vino blanco. Por último se coloca la de champán.
Servilleta: se coloca encima el plato o dentro de una copa.

mesa_protocolo_ok

¿Cómo se colocan cuando se termina de comer?

Podemos lanzar mensajes cuando vamos a un restaurante según la colocación de los cubiertos. Estos son los más habituales:

img_noticia_2-1

Complementos

Elige un buen mantel que de elegancia a la cena. Para ello, lo mejor es que sea discreto para que no destaque sobre el resto de los elementos y que vaya en armonía con el resto de la estancia.
Puedes poner un centro de mesa que de un toque personal a la velada. Otra idea es colocar velas o flores. Siempre ten en cuenta que no deben de molestar a la hora de realizar la comida. No peques en exceso, puedes retirarlos antes de servir.
Prepara todo lo que pueda ser necesario antes de sentarte a la mesa. Ten en cuenta que puedes usar mesas auxiliares y prepara sitios para colocar la comida y la bebida, así todo será más cómodo y elegante a la hora de servir.

Normas básicas

Por último, te damos algunos consejos por si eres tú el invitado. Si tu anfitrión se tomó tantas molestias, tú debes devolverle el favor y saber comportarte.
– Recuerda siempre lavarte las manos antes de empezar.
– Tu pan es el de la izquierda, no te confundas y “robes” el del compañero.
– Coloca la servilleta sobre las rodillas, nunca sobre el pecho porque se considera vulgar.
– Si la sopa está muy caliente debes esperar a que se enfríe de manera natural y nunca inclinar el plato para terminártela.
– La copa se debe tomar por el tallo para evitar que se caliente el líquido de su interior.
– Pide que te acerquen los elementos a los que no llegues, procura no cruzar el brazo por delante de los comensales.
– Antes de rechazar un plato que no te gusta, pide que te sirvan menos cantidad, pero come siempre un poco.
– No hables de temas controvertidos si es una cena muy formal.

aroa

Te damos ideas: unir mesa y península

Las islas en las cocinas consisten en una superficie de trabajo libre por cuatro lados que es muy útil como espacio para almacenamiento, como zona de cocción o lavado e incluso como mesa. Sin embargo, requieren mucho espacio y son más recomendables para cocinas grandes. Por ello, como solución intermedia se puede diseñar una cocina península.

Las cocinas con península son similares a las cocinas con isla, pero en este caso, solo quedan libres tres lados. Pueden estar unidas a una pared o a un mueble y por lo general requieren menos espacio al aprovechar el espacio de uno de los lados.

Las penínsulas se pueden utilizar para darle estructura a la cocina separando la zona de cocinar de la zona de comer. La mesa, si tenemos suficiente espacio, podemos colocarla de forma separada, de forma que el espacio quede divido formando una especie de comedor separado simbólicamente de la cocina. Aunque también podemos colocar la mesa adicional a continuación de la isla, con materiales y colores que combinen con el estilo del resto de los muebles. Esto permitirá colocar una mesa más pequeña que resultará muy práctica tanto para los desayunos como para las pequeñas comidas diarias.

15

Cómo elegir las mesas del comedor

A la hora de elegir la mesa, el elemento más importante que debemos de tener en cuenta es la planta del comedor. Si el comedor es rectangular, la mesa debería ser rectangular pero, si es cuadrada, la mesa debería de ser de esta forma.

En el caso de que te gusten las mesas redondas, debes tener en cuenta su diámetro porque de ello dependerá el número de sillas que puedas colocar a su alrededor. Si quieres colocar cuatro sillas debe ser de 120 cm como mínimo, 150 cm son necesarios para seis sillas y 185 para ocho. Aunque las mesas ovaladas son las que más comensales admiten y también pueden ser una solución en el caso de que el espacio sea limitado.

Para que sea cómoda debes tener en cuenta el espacio que dejas para las sillas entre la pared y la propia mesa. Son necesarios al menos 90 centímetros si quieres moverte con holgura. El espacio para cada silla debería ser, asimismo, de unos 65 centímetros, 75 cm si tienen reposabrazos. Por lo tanto, a la hora de elegir el tamaño es muy importante que hagas estos cálculos según los comensales que vayan a sentarse a la mesa.

En cuanto al estilo, si el espacio es reducido, las mesas con líneas simples y claras son las que mejor quedan porque no dan sensación de agobio y de ambiente recargado. Así, las mesas con encimera de cristal y patas metálicas son ideales. Pero si las prefieres de madera, puedes optar por maderas de tonalidades claras o por mesas lacadas en blanco o colores pastel. La luminosidad que se consigue al reflejar la luz proporciona sensación de amplitud.

Por otro lado, las mesas de madera de estilo clásico nunca pasan de moda y se pueden combinar con sillas tapizadas con telas acordes al resto de la decoración del comedor.

01

Elige mesa para la cocina dependiendo del estilo

Para escoger la mesa de la cocina deberás tener en cuenta el estilo del resto de los elementos. Si tus muebles son tradicionales, modernos, rústicos, elegantes, minimalistas, futuristas o tienen cualquier otro estilo, debes tenerlo en cuenta para la elección de la mesa.

Para ello, en primer lugar, debes tener en cuenta los materiales. Estos son muy importantes pues, por ejemplo, en una cocina de estilo rústico quedará estupenda una mesa de madera, que podemos elegir entre múltiples variedades, entre ellas las mesas de madera de estilo envejecido que quedan muy elegantes. Pero las cocinas modernas o futuristas necesitan mesas de otro tipo de material, las de cristal o metálicas dan un toque actual y combinan perfectamente con los electrodomésticos de última generación y otros detalles modernos.

Pero, además de la decoración, también puedes utilizar la mesa teniendo en cuenta el estilo de diseño de tu hogar. Se puede usar la mesa de la cocina para separar la zona de cocinar de la zona de comer colocando una mesa grande estratégicamente entre ambas estancias. Esto es ideal para cocinas abiertas al salón en las que la distribución se realiza en línea o en forma de L ya que la mesa actúa de barrera natural para “cerrar” la cocina y separarla de la sala.

mesas cocinas pequeñas

Mesas para cocinas pequeñas

El tamaño y la forma de la mesa de la cocina dependerá del espacio que dispongas en la estancia y de su diseño. La mesa deberá ser funcional e ir acorde con la distribución de la cocina. Siempre deberás tener en cuenta dónde la quieres colocar y deberás medir el espacio necesario para las sillas teniendo en cuenta el resto de los muebles para que no interfieran.

Como esto a veces es difícil de conseguir, también puedes usar mesas plegables o extensibles que te permiten tener la funcionalidad necesaria en ciertos momentos pero, además, tener libre el espacio que ocupa la mesa cuando no se está utilizando.

La forma de la mesa también es muy importante puesto que, dependiendo de la forma que tenga tu cocina y el espacio libre para colocar la mesa, podrás comprar una mesa redonda, ovalada, rectangular o cuadrada. Lo más habitual en cocinas pequeñas es utilizar mesas rectangulares o cuadradas porque se pueden aprovechar todos los espacios. En el caso de las redondas u ovaladas queda espacio en las esquinas inutilizado y, sobre todo en cocinas pequeñas, no conviene desaprovechar ningún espacio.

KLIO-FOTO-8-S3

Mesas para cocinas grandes

Para cocinas grandes siempre es una maravilla elegir la mesa. Siempre podrás decantarte por cualquier tipo de mesa, porque no tienes limitaciones de espacio que te condicionen. En este caso, además, podemos incluso decidir entre varias formas de mesa: rectangulares, redondas, cuadradas o, si nos atrevemos, otras formas menos comunes y más originales.

Aunque siempre deberías tener en cuenta cuales son tus necesidades y el uso que le vas a dar. Por ejemplo, si eres de los que no comen en la cocina, entonces no necesitarás una mesa muy grande. Pero si realizas alguna de tus comidas diarias en la cocina, entonces deberías elegir una mesa suficientemente grande para que todos puedan sentarse a ella cómodamente.

Además, deberías tener en cuenta para qué usas la mesa. Si la utilizas para cocinar, deberías pensar en cómo será su superficie, si se puede rayar fácilmente o si es fácil de limpiar.  Superficies de plástico o de cristal son muy fáciles de limpiar, aunque siempre tenemos que tener en cuenta que debería estar indicado en las especificaciones de las mesas al comprarlas que son mesas de materiales resistentes al rayado y resistentes al calor.  Pero si solo le vas a dar un uso anecdótico o solo las vas a usar para comer, entonces puedes elegir la mesa del material que más te guste, siempre acorde con el resto de la estética de la cocina. Si es moderna puedes ponerla de cristal o metálica y, si es más tradicional, de madera.

Karina Grande Extensible

Elegir la mesa de la cocina

La cocina es una de las estancias más importantes de la casa. Allí solemos pasar mucho tiempo porque realizamos muchas de nuestras actividades diarias en ella. Por ello, todos los elementos y detalles que incluyamos en la cocina son importantes y debemos pensar con meticulosidad qué incluimos en ella.

Uno de los elementos fundamentales en la decoración de una cocina es la mesa que debe de cumplir una serie de criterios básicos: simplicidad, comodidad y funcionalidad. También podemos incluir diseño dentro de estos criterios, si lo que queremos es dotar a nuestra cocina de coherencia y darle a la cocina nuestro toque personal. Si la cocina es moderna o tradicional importa mucho a la hora de elegir la mesa. En el primer caso podemos elegir mesas con acabados en metal o cristal y, en el caso de cocinas tradicionales, mesas rústicas de madera.